Skip to main content

Full text of "Papeles de Nueva España"

See other formats


This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to disco ver. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 

Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 



audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página lhttp : / /books . google . com 



I i 



\. ; 



^ w^ 



PAPELES DE NUEVA ESPAÑA 



SEGUNDA SERIE 
GBOGRAPlA Y ESTADÍSTICA 



Tomo VIL 



ImPIIISAS IN FACftIMiLI LAS PORTADAS Y PAOS. Oí LA 17 HASTA IL FINAL SN 

LOS Talliuss Ohaficos gil Musso Nacional os Arquiolooia. 
Historia v Etnoorafia os Mixico— 1932. 



PAPELES 

VE 

NUEVA ESPAÑA 

PUBLICADOS 
DB ORDBM Y CpM FONDOS DBL GOMBRHO MBXICAMO 

Francisco dbl Paso y Troncoso 

Dindor cu aitión dd Mimo NmíoiwI. 



SEGUNDA SERIE 

GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 



Tomo VII 

RBLACIONBS GBOGrXfICAS DB LA DIÓCBSIS DB MBXICO 
Y DB LA DB MICHOACXn. 



Manuscritos de la Real Academia de la Historia de Madríd 
y del Archivo de Indias en Sevilla. 

AÑOS 1579-1582 




MADRID 

EST. TIPOORAnCO «SUCESORES DE RIVADENEYRA» 

IMPtKORE* 01 LA ■SAL OMA 

Pateo de San Vicente, núm. 20. 

1806 



F 
'2-0.-:5 



ANCO, ARZOBISPADO DE MÉXICO. 1582 




^)N 



•^n "1 a 4. 

80. RELAOÓN DE TEUTENANGO (i). 

(En la cabeza de la jjD^trucqón impresa curta escrito lo «guíente): 
N^ 106. (hUí^ado di México —J/niva JSsfatki'^reuümNigo en iftf- 
íalfiíffo. 

TeutenangOj distrito de México. 

Ea«l pueblo de Tivtinamgo (2), qaes en el vmlU de Maiakmgo en 
esta Nuiba España^ a dose días del mes de Marzo de myll e quínten- 
los y ochenta e dos años, yo, Francisco db Abtla, correftdor pocSn 
liagestad en este dicho pueblo, para hazer la diacridon qfw su BIa* 
obstad manda hazer deate dicho pueblo, llame a Pbdró db TalAp 
UBRA, mestizo, honbre de mas de gincuentaaños y que a que bibe en 
este dicho pueblo mas de treynta años, y a Dom Juam db los Arob- 
LBS, yndio govemador deste dicho pueblo e natural del, honbre de 
mas de cincuenta e ginco años, y a Dom Pbdro Helias y a Tordio 
Hernamdbz e Bermaldimo db Güzbcam, yndk», alcaldes e regidores e 
naturales deste dicho pueblo, y honbres de hedad de cincuenta años, 
y, estando juntos, les ley la estrudon de Su liagestad, y abiendola 
leydo y entendido, a los capitules della respondieron lo siguiente: 

I. Este pueblp de Tivimango se llama asi por que junto a.el esta 
«¥n cerro muy pedregoso con albaradas> de piedra tan altas como 
vn.bpobre, por que antjgn»inepto,.e^a,Ya c^ pueblo, en aquel cerro (3). 

(i) Hech».«l la^di Mano de 1582 por Fkahcisgo di Avila, conigidor dal 

mismo ptieblo.-7>J4«onicdto cofttánoo y orífioal, en liele pUnae, oon mepe sn coloreí, 

pin^4o fo^ papel ioi^ieao, y que mide 6Sx 73 cestimelrot, cootervado todo en 

el Archivo di. Indias, de SwwUU, con k tígnatiira 14$. 7* B, ezplíceda ym eo noU 

de U primen página 4sl tpmo VL.Antei del texto mannicríto hay dot hojas con la ine- 

tiQoqí&i^ impsefii para jas Relaciones, que á casi todas las descripciones está unida. 

(3) No está descrito este pueblo en el tomo i de nuestra Serie, ul ves por no haber 

. sido visitado ,en aquel tiempo ; pero viene allí dtedo, entre los linderos de TmxtíUiü 

-' Utrn (núm. 673X con el nombre de CMátumg», sinónimo de Trntématigo^ como queda 

. ya explicado en nota de la pág. 370 del tomo VI. £1 vocablo se ha contraído por 

s aüéreais^y hoy nombran Tmmmg» simplemente al antiguo pueblo, que goa el titalo 

da syíVs y es cabecera de un diUrü» en el AM» ^ México* 

(3> £l;ia9pa de T0mtm^^go^ citado en la pota primera tiene la figura dd cerroiy 
¡pqrifte a)U lo que s¡giie:.eSate ^ el Peftol ¿m^ spli* «tar el pueblos— La venia» 
vn 1 



2. Al segando capitulo dixeron: que a sas padres e honbres mayo- 
res oyeron desir que quando vino el Marques a esta Nueua España 
vino a este pueblo vn capitán que se dezia Martyn Dorantes, y lo 
salieron a recibir de paz, e le dieron, a el y a los soldados, manteni- 
myentos de balde (i). 

3. A tercero capitulo dixeron: que este pueblo de Tevtenango es 
tierra íria e seca, y do hordinariamente, de dia o los mas, haze ayre 
que viene del sur, y de noche hage ayre norte tenplado, y en el dicho 
pueblo gerca de la yglesia, entre la casa del corregidor e BEMsn- 
giADO» esta vna fuente que hordinariamente echa agua en cantidad 
de vna pierna, muy buena e muy liria, e corre por el dicho pueblo e 
va a la ^ienaga questa cerca del matadero (2). 

4* Al quarto capitulo dixeron: que el dicho pueblo esta en tierra 
muy llana y arenosa, al pie del ^erro, y tiene la tra^ de 4a gibdad de 
¡ítxicoy calles derechas (3)9 y ^ ^ ^^ ^ ^^^ ^V^ ^o 1& ^^ ^ 

den etimolog:fa de TmimumgB no et la que arribm se da, sino la que resulta del de- 
termlnathro geográfico del pueblo en el CMIae que han llamado McadUeto* 
(Orig^ folioe 10, 33; Kingsb., láminas 9» 3S)f donde han dibujado el símbolo del 
Sol, ó Dios por excelencia I unido á la figura del muro con almenas, lo que, literal* 
mente, da esta lectura: «•, «en ó dentro de»; ácwMs-IU, «la muralla ó cerca»; 
Taw tf, «del Dios ó divina». Parece confirmar la etimología una figura del Sol 
esculpida en el urr9 dé Smm Jomgukt^ cercano al de Ttnmngú, la cual publiqué yo en 
los «Anales del Museo Nacional de México» (i.* s^ 1. 11, pág. 373), y que corres- 
ponde á loe tiempoe prehiq>áDÍcos. 

(i) Martín Doramtd era criado de Cortés cuando emprendió éste su ezpedi* 
cite á ks HUmérms. Se hiio de nombre por haber llevado á México en 1525 los det- 
pachoe de D. Hernando, que ocasionaron la cafda del factor S alazar y del 
vnooR Chirxno; pero ignoro si la noticia de arriba será indicio de haber sido 
tenedor de Tmtmumg$ el Dorantes. Lo que sabemos de cierto es que algún tiempo 
después la mitad del pueblo estaba en la RiAL Corona, y la otra mitad encomen- 
dada en el conquistador Juan de Burgos, quien, por la «Visita del virrey Mbn- 
DOZA», que publicó Icazbalcbta (Doc. hist Mes., x.* s., t n, páginas 95-7), y por 
otros papelee que tengo á la vista, se ve que renunció sus indios, con aprobación del 
Rey, en Francisco VAíqusz de Coronado, y de éste los heredó su bija mayor, 
que casó con Bernardino de Bocanegra. Todavía en 1597 conservaba la mitad 
del pueblo en tercera vida el heredero di Bocanegra, según informacite reci- 
bida en Méxi€0 por aquel tiempo sobre la sucesión de las encomiendas de Mmm 

(3) El mapa tiene inscripciones y figuras correspondientes á la casa del Corregi- 
dor, la fuente, casa del Clérigo, casa de Comunidad, la plaza, la horca, la iglesia y 
«el matadero de novillos, cameceria». 

(3) Hay en el mapa una inscripción que dice: « Este pueblo de 7ViftaMM|fv decin- 
dio del pefiol a este llano y esta por sus calles derechas y traviesas como i/inrúA» 
Esto justifica el nombre de Tm^ngo del VmUi impuesto al pueblo en la nomenclatura 
de curatos del antiguo A rMoéispédo déüéxk^ todavía en oso á mediadoedel tigto JXl^ 



M HÉnOO. XTILA. WMLáüióW DB TIUTUAUGO* 1I62. 3 

ftietite qaesta dicho: los tennynos del son abundosos de pastos, los 
qoales se agostan e secan por ser como es tierra muy fria; los natu- 
rales del cojen mayz en cantidad e crian gallinas y algunos puercos, 
y en los tennynos del ay montes de en9inares e pinos media legua de 
la cabegera del dicho pueblo: no es tierra que ay frutas ny güertas 
por ser tierra muy fria y que en ynviemo yela mucho, y avn algunas 
vezes por Mayo e Junyo. 

5. Al quinto capitulo dixeron: que quando vino bl Marques, sus 
padres e honbres viejos dixeron quel dicho pueblo estaba bien po- 
blado de mas de tres myll honbres, y después acá abido muchas pes- 
tilencias; que al presente se mando contar por el Avdibncia Rsal, a 
pedimento de los naturales del, y no se hallaron syno quatroáentos 
e quarenta yndios tributarios; esta el pueblo, por su tra^, como la 
^bdad de México: la jente del son mexicanos e tfíotalfingos^ que son 
dos lenguas diferentes la vna de la otra: los yndios del son dados a 
beber su bino que helios hagen, y su comyda es tenplada. 

6. Al sesto capitulo dixeron: que ellos no saben en el altura que 
esta, mas que en los meses de Junyo e Julio a mediodía vafia toda la 
tierra el sol syn ayer sonbras en las calles, el pueblo esta onze leguas 
de la gibdad de México ha^a el punyente del sol. 

7. Al seteno capitulo dixeron: que como dicho tienen esta el pue- 
blo once leguas de la gibdad de México^ camynando de México ^ do 
se pone el sol. 

8. Al otayo capitulo dixeron: quel dicho pueUo de Tevíenango 
esta tres leguas de la villa de Tolmca^ ques pueblo despafioles, y estas 
tres leguas es tierra llana e syn montes. 

10. Al décimo capitulo dixeron: que como dicho an, el pueblo esta 
en llano e tiene la tra^ de México, 

1 1 . Al onceno capitulo dixeron: que el dicho pueblo de Tevtetumgo 

es corregimiento y en el tienen tn clérigo por beneficiado que ks 

admynistra los sacramentos; e tiene el dicho pueblo por sus sujetos 

el pueblo de Masteca (i) e San Francisco^ y San Mateo e San Mjh 

guel e Natibitas* 

pan distinguirle de otros dos: Timmgo dilRio y Timmgo TtpopmU ó dilAin: aqoél 
perteneciente al Estado di Gnerriro^ y el segundo, al Dütrüú di CMmIco eo el Es* 
tmdodéüMco. 

(x) Este sujeto, actualmente llamado MestUem^ hoy ea un barrio de la ViUm di 
Titumgp, 



4 PArasai Mi vuBTA wKfáMA («BCMBAitA» sio.) ^mBomm 

12. Al do8eno capitulo dixeron: qaeste dicho pueblo esta vna lo» 
gna del pueUo de Tepemaxalco e Calmaya a la parte del norte; y « 
la parte del sur esta el pueblo de Tlailaioca^ media legua del; y a la 
parte do nage el sol esta el pueblo de yalatlaco (i), quatro leguas 
del, y los camynoa son tierra llana y derechos e leguas de buen 
tamaño. 

13. A los treze capítulos dixeron: quel dicho pueblo se llama Tirv- 
ienango por el ^erro pedregoso que tiene con albaradas de piedra, 
donde solía estar, y las tenían fechas para su defensa; y la habla 
dallos son de los mexicanos y de los matalf ingas (2). 

(i) £1 nombre Terdadero del segundo pueblo es Atlatlamhca^ y revela su proximi- 
dad á la cabecera una inscripción del mapa, que así dice: « Estas tierras e montes 
son comunes al pueblo de Ttmmgo y al de rJaihvca,» En cuanto á los otros doe 
pueblos, dependen hoy todavía de Tenango^ políticamente, por esur comprendidos 
«n su distrito: Ttpémiutmico no tiene actualmente importancia, pero debió ser pue- 
blo principal en los tiempos prebispánicos, ya que se halla listado con 7MtaMM#en 
la matrícula de tributos del CMIee que han llamado lieBii««lii« (Oríg., fol. 33; 
KING8B., lám. lS);yJaiatlac0, el nombre verdadero del cual es XaUuUmÁco, fué 
conquistado juntamente con Ttotnumtúf wgún consta en el mismo CMI«* (Orig., 
loiio io¡ KXNGSB^ lám. 9). 

(3) Ttnango di) Vallt^ por la originalidad en el estilo de las esculturas prehispá^ 
nicas allí descubiertas á mediados del siglo xix, es localidad que requiere nuevas 
exploraciones por parte de los estudiosos y técnicos. £1 afio iSSa publiqué yo en los 
«Anales del Museo Nacional de México» (n-373) el dibujo de dos relieves que, por 
el afio 1835, existían allí todavía: nno en el ctrro di Súm Joofuim^ y otro en iidi Ti- 
mmHg9: aquél representando al Sol, y éste á la Luna, que oculta, eclipsa ó come, 
como los indios decían, al Sol. Sospecho que provengan estos dibujos de la explo- 
ración del Estado di México^ hecha varios afios después de la Independencia por el 
Ingeniero y natmralisu D. Tomás Ramón dbl Moral (I79iti847), quien levantó 
las cartas de los distritos del Estado, formó la estadística general del mismo, deter- 
minó las posiciones astronómicas de muchas poblaciones, visitó las ruinas prehispá- 
nicas y dibujó los lugares más interesantes; pero, por falta de datos precisos, no lo 
afirmo resueltamente*— En los mismos «Anales del Museo» (tomo II, páginas 12, 
114, 263-4) publicó D. Alfrido Cbaviro, en 1881, el dibujo que le proporciona- 
ron de una piedra labrada, con figuras muy originales, de la cual escribió lo que 
elfos: «Existe en el pneblo de Tinmugo dii Ksi7/, en el £sUuh di México y á pocas 
leguas de Tihtcm, un monolito en el arrú del Cmharü^ que se levanta allí, sin duda, 
desde antes de la conquista. Dícenme que es de piedra, semejante á la nuestra del 
Sol, y que tiene como s metros de alto, 50 centímetros de andio, y unos fo de espe- 
sor: tiene labradas sus dos caras, la que da al Snr y la que da al Norte.» Antes ha- 
bía dicho que la piedra «se levanta sobre el suelo á manera de obelisco». Acerca de 
aquellos relieves emite varias ideas, que rebatió el PsRO. D. Manuel María Hi- 
RR1RA Y PÉRBZ, cura de Cpütépa fíarimms, en articiilo que publicó el diario «La 
Vof de México». Coma de amboe comentarios se deduce que las figuras esculpidas 
representan los puntos cardinales, y se de como prueba la exposición de la piedra, 
busqué antecedentes del caso, maravillándome de que loa misionen» hubieran res- 
petado aquel simulacro de la idolatría, dejándolo enhiesto, y ocurrí á mi amigo DON 



áflLA. WaLkOÓM DB TwmniAiwo. liaL S 

14. A kM catorge capitalos dixeroa: que al tíeopo que vino sl 
Marques hera señor del un ymdio que se puso ducarlos (sic) al qual 
davan tributo de las cosas que criavan e cojiau, y anai lo oyeron de- 
cir a sus mayores. 

15. A los quince capítulos dixeron: que a sus padres y honbces 
▼iejos an oydo degir que los naturales deste dicho pueblo tefiyao 
guerras con los de México y peleaban con arcos e flechas, y e^>adas 
de palo con pedemalesi y porras, y trayan rodelas (i); y en aquel 
tienpo el bestido que trayan hera vna manta e vn mástil y al pre- 
sente andan vestidos con camysas, zaragüelles e mantas y algunos 
vestidos de paño con sua jaquetas e capotes e sonbreros, y que al 
Üenpo que vinyeron los españoles su comyda hera tatnales e frísoles 
y al presente comen tortillas de maiz e frísoles con sal, que antes no 
tenyansal, y comencamedebacaqueaycame9eriaenel dicho pue- 
Uo para el y los comarcanos, que se.matan vna semana con otra cada 
viernes quarenta noviUosi y las semanas de Pascua se matan ochenta 
novillos o mas; y que a sus padres e yndios viejos an oydo dezir que 
antes que los españoles vinyesen a esta Nueóa Espaüa los yndios bi- 
bian sanos por las comidas tenpladaa que ocnnyan, e después que vi- 
nyeron los eq;>añoles ávido muchas pestilen^s de que an muerto 
gran numero de yndios. 

i& A los diei y sds capítulos dixeron: quel dicho pueblo de 7>- 
nongo esta en tierra llana con la tra^ de México y al principio del 
vúiU d$ Matakingo^ en tierra llana e syn sierras. 

17. A los diesesiete capítulos dixeron: que el tenple del es frío, y 
que ávido enel pestilen^. 

18. A los diex y ocho capítulos dixeron: queste dicho pueblo de 
TevtenoMgo esta dos leguas del nagímiento del rio que digen dt 7>- 

SlVlRIAllO PÉRIZ, hábil farmacéutico bieo conocido en el btrrio de Sum Cosmu dé 
MhAcé y antiguo Tedno de Tmame», quien me informó entonces que U piedra ei- 
taba enterrada, loé caaualmente hmllada en tiempoe modernos, erigida por loe de^ 
cubridores del modo que hoy está, 7 orientada por dios como les plugo. Debo creer, 
por U edad que tenia entonces el informante, que hajran sido sincrónicos este des- 
cubrimiento y el de los otros relieves anteriormente citados, y consigno todo ello 
para la historia del monolito 7 de las otras escnltoras prehispánicas de T^mhümmh». 
(i) La guerra que sostuTO con los mugkamos TioUmanco motivó sa conquista, jun- 
tamente con la de loe otros pueblos de la región matlahdmca^ por AzatAcatx, qiüen 
gobernó, según el €^MIee que han llamado MmieeJae (Orig^^ loL io¡ KlNOSá, 
Itm.9kdsx469ái4te 



o PAMLIS DI MUITA EtfAMA COIOaiAVU, Ifa) 

btca que corre por el valU de Matalfingo^ y esta la lagina do iia^ 
hagia donde sale el sol. 

19. A los diez e nueve capítulos: que este dicho pueblo de 7V- 
nango no tiene mas agua de la que sale de la dicha fuente y esta 
<los leguas del na9Ímiento del rio de Tolucoy y en el dicho pueblo no 
hay regadíos ny güettas mas que se crian los may^ales con el agua 
que llueve. 

20. A los veynte capítulos díxeron: que en termynos deste dicho 
pueblo no ay ríos ny lagunas, sino vn peda^ de ^ienaga del agua 
que renpuja el rio de Tolnca en su na^miento. 

21. A los veynte e un capítulos díxeron: que a la parte do se pone 
el sol, vna legua deste dicho pueblo, esta vna Sierra nevada que todo 
el afio retiene nieve, y en bellas ay dos lagunas no grandes y sienpre 
tienen agua, y allí se consume sy no tienen corriente. 

22. A los veynte e dos capítulos: díxeron que a la parte del pueblo 
de San Mignel^ sujeto deste dicho pueblo, ay montes de enginas e 
pinos. 

23. A los beynte e tres capitulos díxeron: que en el dicho pueblo 
ay algunos arboles de durasnos y algunos capolíes e tunalesy algu- 
nos magueys. 

24. A los veynte e quatro capitulos, díxeron: que en las tierras dd 
dicho pueblo solamente cojen mayz e frísoles y havas y alveijones y 
oevada, pero no trigo. 

25. A los veynte e ginco capítulos díxeron que, como esta dicho, 
te coje en el dicho pueblo mayz e cebada, como esta dicho, pero que 
no ay viñas ny parras de huvas ni ageyte, ny seda, ny grana. 

26. A los veynte e seys capítulos, díxeron: que las heridas que los 
yndíos se dan se curan con vna penca del maguey, que las callentan, 
y el gumo que della sale lo hechan y con helio sanan. 

27. A los veynte e siete capitulos, díxeron que en los termynos dd 
dicho pueblo y en los de su comarca se crían vacas, yeguas e mulai 
y venados. 

28. A los veynte y ocho capítulos, díxeron: que en los termynos 
deste dicho pueblo no ay mynas de plata, y diez leguas dd están las 
mjmas de Qaqualpa^ Qultepeqne^ Tlamacaxltepeqne (sic), do sacan 
pUta. 

30. A los treynta capítulos, dixeron: que en este dkfao pueblo no 



ni Mizioo. Xtxla. MMLAmón vm rmoTMKAxao. IM. 7 

ay salinas syno en d pueblo de Istapa^ qnesta seys leguas del, y de 
alli la traen, y de Mixteo. 

31. A los treynta e vn capítulos, dixeron: que las casas deste dicho 
pueblo son de piedra y adobes y cobijadas con jacales de paja o 
tajamanyles. 

32. Que este dicho pueblo, como esta dicho, esta al pie de vn 9erro 
donde antes solia estar, y al presente esta en ¥n llano como esta 
dicho. 

33* A los treynta e tres capítulos, dixeron: que los aprovechar 
myentos que los que en el biven tienen es: cojer mayz y criar algu- 
nos puercos e gallinas que llevan a hender a México. 

34. A los treynta e quatro capítulos dixeron: que este dicho pue- 
blo esta de la ciudad de México once leguas: vinyendo de México a 
el caminan hada donde se pone el sol, y parte del camino es llano y 
parte sierras. 

35. A los treynta e ginco capítulos, dixeron: quen este dicho pue- 
blo ay CLBRiGO ques BBNSPigiADO (i) y les dice misa y admynystra 
los sacramentos. 

A todos los demás capítulos dixeron que este dicho pueblo esta 
setenta leguas poco mas o menos de la mar del sur, y otras tantas de 
la mar del norte. 

Todo lo que dicho es respondieron a los dichos o^itulos e cada 
vno dellos, por la espírenla e cono^myento que tienen, y por lo que 
a sus padres y honbres viejos an oydo dezir, y lo firmaron los que 
dellos sabian escrebir — FRAMgisco Davila — Pbdro db Talabbra— 
Don Juam db los Angxlbs — Bbrnaldimo db Guzbian. 

(A la vuelta dice): TentenoHgO'—lki^cnúon del pueblo de Teute- 
nango en el b(üle de Matalfingo. 

(En el ángulo superior derecho): Desc. y Pob. 240..... 3.^ 

(i) £1 CLÉRIGO VICARIO de TnUimmio administraba en el siglo xvi otros tres 
pueblos qae caían entonces dentro de su beneficio: AtUuUuAca^ nombrado atrás (pá- 
gina 4), y otros dos, X^cAiácmm y Zoqmünmco^ sin duda pueblos principales en los 
tiempos prehispánicos, puesto que se hallan listados al mismo tiempo que TtoU^ 
nmmeo en el CMIeo que han llamado M caJ eet— (Oríg., folios 10, 33; KlNGS- 
BOROUCH , láminas % 5$). 



TAWtíÉB tm KÓÉfi'ÉK^jM tóMááMt ira) 



21. RELAQÓN DE LAS MINAS DÉ SÜLTÍPET (i). 

(En lá cábttíá dft lá ittitracdóli imj^esa, de otiras letras): N.^ ro2. 
Afínas de Zultepec. Arzobispado de México, Nueva SpMa. CBSltDBS. 

En las miiñ&'de Qklupéc (2) de la Nueva EspáSía^ a dnco dias del 
üea d6 llár$6 dfe aiU e quinientos y ochenta y dos afios: El Utetre 
Señor Rodrigo Davila, Alcalde Mayor en ellas por Su Magestad, 
diko: que potf quanto entre liüi demás cosas que se lé ha dado or- 
den para la buena gomiia9ion destay dftlias minas expidientes a sn 
cargo, se le enbio por eí Sellor GoaniAK Casasako, contador y ad- 
nloistrador de la Renta dé la alcavala en esta Nueva EspcAa^ una 
luáruc^n escripta de molde con ^inqúenta capítulos en que pare^ 
Su Magistad manda se responda a cada uno dellos lo que oiiere 
que responder y satisfacer, conforme a la dicha ynstrucdon, y esto 
fecho se le eiibie, y por que ya con mas verdad Ite Mageatad pneda 
ter ynformadpv mando paréger ante si a Dxaooí XuAUa e Ifiocnr ni 
Sant Pbdro, yndios principales y muy antiguos e omUrea de buena 
mum y que saben y entienden ka ooaaa déatv ¡ntrayn^ y siéndoles 
preguntado cada capUlo de por si re^ondieron lo s^olente. 

1. Al primero capitulo dixeron que estas minas donde ék \m con- 
gregación despafidés se llama laa Minas A Qultépic^ en qab avrá de 
vesindad mas de absenta eapafiólesy es donde reside la Real justicia. 

2. Al segundó cápitcdo dbGehm qnet descubridor desta prouynda 
no saben quien ftie nias de que íél Marqub dsl Vallb , persona que 
conquisto a Msxico^ agiéndola anbfetado y a su rey MoTBtoiCA, luego 
esta pnmynda se allano, y fiíe d myamo año qw Mkxico se con- 
quisto. 

(i) Hechm el 5 (fe Ütn» de 158S por RODaXGO DlTlLA, Alcalde mayor de laa 
dichas minas y su partido, que comprendía cuatro pueblos de indios: Suli^§c^ Al- 
wm i cf m ^ AmtOép^c f TlttíafM.-^MMamaito de k époci^ originali ea ieli phmai, que 
•e custodia en el ÁRCBtYO DB iNDtAS, de AmUi, coa la tlfnatufm 145. 7. S, expli- 
cada ya eo la primera página del tomo TI. No tiene plntant esta ReUdón. Antes del 
texto manuscrito hay dos hojas impreau con la instmodóa psrm lis Rekdonei, 
qoe á caai todas las demás está unida. 

(a) Las mimms dé SuU^ no están puestas entre las visitas del tomo I de la Serie, 
por ser población española; pero el pueblo de Amat^éc viene allí descrito en el nú- 
mero 58, porque á mediados del siglo xvi era éste la cabecera de todo el partido, 
siendo los tres pueblos restantes {Smití^c, Almúkya j Tlgtütfm) iimplet eetancias á 
él sujetas, como te puede ver en el articulo de referencia. 



Bitiüá'. wíÉ QM I Mim LJCf anua vnt toLTKFKvn ittt. 9 

3. At tef^o capitulo dtxeron qaa et ariento déstas myonesfrio 
ttediafittÉtete, y la ocMBaita eoMraes cMentey^algttflMpadblos ten- 
pladosy en esta fonna: fulUfic coa sfi9'8«li}eeo0ie& moy calido: i4A«^ 
i^ ooft los suyo» es teüplado: TlMmya es frío 7 los safajetos mny 
caUdot y AmaUfic es ftio y lotf s&bjetosiftiiy calidos; y que fíMefu 
ttae sa nombro asi p&t estar ea una «^erranya qne digen docodo»- 
nfw&^*\ y- Amaifpeií 9b Dana y qtdere deskr «^erro do papel», y Tkh 
tlqya «Sierra que arde» (i), y Almoh/a «manantial de agua». 

4. Al qnarto capitulo Mspondieron: qne toda la ans parte dteta 
ptoayackL e» aq>ara y dé searttiyas y montes, entre los qnalea ay al- 
gonof amoyoo grluides de aigaa<y aonqne no en nracha cantidad: es 
iéftíl de paatM, abunda en frutas de (la) tierra que son plataaovy 
guayabas, aguacates, sirgúelos de la tierra, caftas dulces^ animas^ 
papayas, piftas. 

i. DelqolBito dbceron^qneír pcoQyada de muy pocos yndios, qne 
antígumenlie befa muy poblada y se aa amerto'y apoca«k> por aaer 
sucedido muchas pestilencias, especialmeaCedetreBqaea»8i]H^fiedido 
de qiutfenlB afios a esta parte de qmaé aa muerto toda h mayor 
parte, y que no están poblados los pocos que an quedetdo en pueMos 
formados, sino esparcidos en lugares muy a^>eros, sin poBck ny 
bordea nii^rium^ sino por las quebradas como cada uno se lo aalof a; 
y que ea esta piouyiigia so hablan diferentes lenguas como son me^ 
Mtímuí^ maialfmga y mafétteca^ y en algunas partes ddla se habla la 
tengaa iéftasca: ay algunos jmdios de buen entendkniento y algunos 
Meo yacUaadesr y otros la mayor parte son gente o^iossa dados a en- 
brlagaes y otros Tigios. 

& Al sssto capitulo &mrou que esta esta pro uy nda o ftffnas á$ 
fklUfic ea la adama altara que Mixteo^ de la qual demora leste 



(i) Si ha de tener Ul «gnificacióo, está incompleto el vocablo nuxiumú de arriba, 
porque le falu el nombre Ti^iÚ^ de «sierra ó monte». Hay entre los pueblos enn- 
nerados adelanie como tojetos de Tlaitgpi, en la retpaetta 11.* ( pág. 10) , nno mal 
escrito, Té^tUüt^, por TipttíatUt^^ y mejor aún Tt^SiUulttyam , que quiere dedr 
«d quemadero de la feleriÉ*, cOñ lo cttal responderla bien á la etimología que se le 
atribuye arriba. Creó, por k> mitmo , que TíatUtya es nombre incompleto por afére- 
tts, isemejindose, de tal modo, A tarios especificados en diTeraoi lugares del 
tomo y de otros de la colección. En el tomo I de la Serie, ntkm. 3S, TtatlijMi figura 
eomo estancia de AnuMtK^ y Itera el nombre de TMk^, oon tnótivo & la fro- 
1 ya aefialada eatie ba focales o y a en 1 



10 PiraLM I» MDIYA aVAlA lOMOIAFtÁ, ITO) 

7* A séptimo capitulo dixeron qnesta comarca esta veynte leguas 
de México^ espegialmente estas mynas, y el pueblo mas lexano desta 
prouyn^ia estara como treinta e dos leguas. 

8. Al octavo capitulo dixeron: questas dichas minas e prouynda 
parten terminó con las minas dé Timascaltepec^ que estaran de aqui 
ginco l^uas; y gon las (U (¡aqualpa^ que estaran otras cinco leguas: 
son como las de España aunque parecen mayores por ser esta tierra 
muy áspera y fragosa. 

9* Al noveno capitulo dixeron se llaman estas dichas mimas di 
QuUipic y la prouyn^ia toma de aqui su denominación, y no sabe 
quien les aya puesto este npmbre mas de que por las muchas codor- 
niies que ay se nonbraron ansi, y no sabe con quantos vezinos se 
comentaron a poblar. 

10. Al dedmo o^itulo dixeron quel sitio y asiento destos dichos 
pueblos todos están en alto, sin tra^ ninguna, en serranya e quebra- 
das, sin plagas ny calles; ay en cada pueblo su yglesia de la adboca- 
don del pueblo en que esta. 

11. Al onzeno responde: que el pueblo de Almolq/a desta juris- 
didon esta destas mynas dos leguas hazia la banda del leste: tiene 
por subjetos a SaMtiago Aguaeatitkuí^ San Andrés Tepsxititlan^ San 
fíraneisco Coasnsco^ San Felips Tecantitlan^ Cacapnla (i), Aqniapa^ 
Mttliupsc (sic), ükuixavako (sic) y el pueblo de Sant hfygnel Tep€^ 
ckango\ y la cabegera de Qulupsc tiene por subjetos a San t an a 
Mauicaltepsc (sic), Santo Tomas Copaltitlan^ Santa Cmg Gmtiti'^ 
tían^ San Lorsngo Ocoficapan; y la cabecera de Amatspsc tiene por 
subjetos al pueblo de Sant Simón Chaneca^ San Mart^m Tecaxift^p^ 
San Marcos Ajuqnila^ San Afygnel Agnyutla (sic); y la cabecera de 
Tlaikipa tiene por subjetos a San Lacas Isnckitlan^ San Mateo To- 
totspec^ Santa María Cacagnatlan^ San Gaspar TUtUpec (sic), Sam* 
tana Qicatacoya^ Sant Juan Tepctletaya (sic), San Pedro Mecatepec^ 
Smn F^asmsco Atiqnisca^ San Felipe Gnatepec^ Santa María Asncion 
Ecatepec (2): son poblezudos todos estos que están por quebradas 

(i) Cnam u e, eicríto con propiedad, et Co axucMeo^ nombre que todavía le conienra 
tn una localidad del distrito; en cuanto á Cko^^Ai, hoy le Uanuí 0^u¡* limpie» 
mente; pero ettá Uen escrito en el tezto de arriba, y expresa, por k duplicada de 
la primera sflabe, una plnialidad. 

(1) Loe seis nombies de pueblos arriba lefiabdos hallante mal escritos 7 deben 
rectiífeanedelasIgitieiiteBUUMn: ÜWfií^ es ir«iySi/^, y asi lo he visto escrito 



dXtila. waLáoáa m lmm ioub di IUU H WO . 1182. II 



e montes, sin polizia, y podrían congregarse en sos cabeceras o en 
llanos donde pudiesen ser visitados, por que ay estangiela destas 
qoe tiene a dos y a tres yndios, y la mas poblada no pasa de veynte: 
la dotrina e visita que tienen es destas dichas minas en que ay dos 
CLÉRIGOS qae cada mes por sa tanda los salen a visitar, en que se 
pasa grandísimo trabajo. 

12. A los doze capítulos se responde quel pueblo de Abmolqj^a dista 
destas mynas dos leguas; y del pueblo Qmttepequi^ quatro; y de 
QulUfic (a) AmaUptc seis; y de AmaUpeque a Tlaüaya dos; corren 
destas mynas leste gueste, y en lo que toca a las leguas ya esta res- 
pondido, y de la calidad de la tierra. 

13. A los trexe capítulos ya esta respondido. 

14. A los catorze se responde que en tiempo de su gentilidad 
heran subjetos a los xxras de Mixteo a los quales tributavan (i); y 
en los ritos que thenyan adoravan al demonyo, a quien tenyan edifi- 
cados templos y les ofredan sacrefídos de personas que matauan. 

15. Del quinze capitulo se responde que en tiempo de su gentili- 
dad se govemaba esta provincia por un CAagua prindpal, el qual 
tenya puestos otros yndios que Uamavan piles y teqnltatos que 
cobraban los tributos y recoxian la gente para ir a la guerra, que 
trayan con los db Michoacam^ en que se qirovediavan de arcos y 
fiedlas e macanas y varas tostadas (2): todos andaban por la mayor 
parte desnudos sino heran los prindpales que trayan unas armas de 
algodón: bibian sanos aunque algunas veses les subcedian enferme- 
dades de que morían. 

tn otros papeles coetáneos, ükmxtnñko et üdxmmko^ y Tiene citado en el tomo X 
de la Serie, núm. 38, con ese mismo nombre; MúMÍcúitepte entiendo ha de ser MmiU' 
crnüi^; Aguyuila creo puede ser Aatjmilm, no hallándole mejor correspondencia; 
nUtpée^ evidentementei ha de ser TUtJ^e; y el nombre T^tUU^ dije ttrás (pá- 
gina 9) que se debe cambiar por el de T^tUik^^ y mejor por otro, ann más 
correcto, Ttpétl HhiUymm. 

(i) Annque no figuran estos pueblos de Abmokya, SuKépH, Amaiépie y TTkíigymt 
ni como conquistados ni como tributarios, en el €?MI«e que han llamado Hem- • 
ia cla a , tengo por cierta fai lección de arriba; dado que muchas pobUdones, de 
orden muy secundario antes de la conquista, se han omitido en ese Cééimm por 
■Mtiros espedfiouloe ya en otros lagares del tomo Vl(notas de h» páginas 113, isS, 
iSf, 14^ 149, 1S«, SOS). 

(9) La guerra que hahitnalmente sostenían estos pueblos contra los de J tffi üS íi á i 
es otra prueba indirecta de su Tasallaje á un imperio, como el de México, bastmiite 
ÍMrtt para detaiderioe^ puet ellos, por sf soloe^ no hnbieran podido rtsiftir el «m- 
poja dt las armaa áeranfleí; 



ti 

17. A k» dial e riett ot^ Mk M se rapoade qntiCa prouyaote oi 
«y» por hiinayor ptfle^ y alguaa» enfemedadaí que tu^ca 10a 
ciltotiii% tevardelM^ doloffct de cxMledo: sos cuna heim paaqmm 
km'lK^^^o&eo^ísamwg^ia^fpwaáeBf pnrgaiidoae 00a yonaei o bafia» 
baaMea toiBAMalcSf que aoa bañoa. 

18. Al diez y ocho abitólos no ay que responder. 

ig. Al días e anem y veinte e peyote e uno e ¥eynta e dnsoaay 
qne responder, 

2$. Alveynte e tres captada se reqKnderqneenestmpfouyiid». 
ay platanoa y laa demás frotas de la tierra qnesta reqModtdo, y da 
las demás fratás de Castilla se dan en abundancia» bceniillos, dncaa* 
noSy granadas, higos, manganea. 

24. Ales veynte e qoatro se responda que se tiene por bastimento 
para loa naturales el onoao» qnes como almendras, y otros granea 
oomo moalasa qoe ae diae pinole (i) que lo beben mpUdo: ay nnn 
ortaUaa qoe se diae qniliten que comen ooádos, y otra qne se dim 
pifietl» que por otro nombre llaman «tabaco», que lo meten en la 
boca los yndios con gierta oonfegion que diae pceseriNdloa de canaaiH 
«ioybaatfxre» 

as* A loa veyote e giaoo se remonde que se da en estm 
trigo y Qébada, babas y garfansos y anrciaai y las veses que se a I 
tarado y siembta abunda: alguaos oUvoa ae an ar a hr ndo y no 
nymodran. 

a& Al veinte e aeia cáptelos se responde que en esta p i ou yacln 
ay gargaparrilla y alguna cañafistola, y no se sabe de otras yeibaa 
medidnalea» 

zj. Al ngrntee siete a^Mtub se responde que en esta prouyndaay 
loboa como los de ^faüa^ aun que no tan ferosea, y ay leonea par- 
dos, trignes y gorros grandes e peqnefios o papos (sJc) que soa (Al- 
tados como tigrues: ay águilas tan grandes e mayores comq Im de 



(I) Aqvf dsbe f«Itar «Igo. Creo que m rsfiem «1 Uxto 4t «nriba b9 ú | 
láfluilA. iíbo mi ^^Mmmmim^MMñm imma a1 ^-m— * óm «»»^«*^** cobo Biofttaift **^**^ ^inAl» 
á \jk •iíia, y es bimí tábido que meicljiban ettm temilU con hmuk 4« issl^ y i|m)mi 
hpnalÍL«WsMiaispteiyat^Wdq»y»4ito<dQ»aMi» Umirlo coiao uWk PPT ño 
<Wca aaritra OiAViosBp^ sn n .Síww #»|tfc« 1^ 4f4i<^ 
«alM^illt poi»w% «#c» IH9 lIPckiittQ di %ril|» <tt irní^ 
abbMlftBtt prvTTsdato», 



Dlnuu nukmí^ m iab moíab bb tobsano. IMS. I] 



a8. Al veinte y ocho abitólo se responde que en esta ' pro vinda 
•y mochas minas de plata, cobre e plomo, alcaparrosa, estaño: 4e 
oro no se sabe que aya ninguna. 

29. Al veinte e nueve no ay que req;>onder. 

30. Al treinta ca];»talo se responde que en esta comarca ay al^ 
nos o|os de agoa salada de que los natorales quaxan alguna sal de 
que ay abundancia para comer, y aun se ayudan del beneficio de les 
metales de la que sobra. 

31* Al treinta e uno capitulo se responde que el edificio de lascas- 
sas desta comarca es todo de adobes y los gimyentos de piedra, y 
otras casas ay de palos y barro sin mas primor ny fortaleza. 

32. Al treinta y dos capítulos no ay que responder. 

33. Al treinta y tres capítulos se responde que algunos yndios tie- 
nen por trato vender myel que buscan en los montes; maiz, leña, cal 
que tienen de su cosecha y hazen: algunos tienen cavallos con que 
traginean como los españoles: otros yndios son mercaderes en cosas 
de la tierra y Castilla^ y desta suerte se sustenta mucha suma dellos 
y algunos españoles que aquí biben. 

34. Al treinta y quatro capítulos se responde que esta prouynda e 
mynas están en el Arf obispado de México^ a donde esta la catedral 
desde la qual aqui ay veinte leguas. 

35. Al treinta y ginco capitulo se responde que en estas mynas hay 
DOS BBMSFiciADOS CURAS f i) quc administran en ellas los Santos Sa- 
cramentos y visitan y dotrinan los yndios. 

36. De los treynta e seis, treinta e siete y treynta e ocho no ay que 
responder. 

39. De los treinta y nueve capítulos se responde con todos los de- 
mas de la dicha ynstrudon que no ay en esta prouynda cosa alguna 
de lo en ellos contenido y ansí no ay que responder a cosa de dios, 
por estar mas de quarenta leguas de la mar. 

Todos los quales dichos capítulos e reladon dellos d dicho Señor 
Alcalde mayor procuro con toda la diligencia posible de ynquirir, sa- 
ber y veríguar, asi por relación de los dichos Migubl db San Pbdro 
y Diego Xuarbz, personas que diputo para este nególo, como de 

(X) He viito en otrot papeles que residían LOS DOS CURAS en Us mtimu ó en Ai' 
m tokph que resultaba, de ul modo, cabecera de doctrina de lot demás pueblos de 



14 FAPIUi ni MÜITA nPAlA (OKMlUffA* KOj MtfOHD 

Otras de quien entendió hallar claridad, e no a podido saber ny ras- 
trear cosa alguna mas de lo aqni contenido. Y para que conste el 
aver hecho su deuer, como esta obligado, al seruydo de Su Blages- 
tad, lo mando asentar por avto e mando a my el presente escrirano 
se lo de en publica forma y lo firmo de su nombre y los dichos Mt- 
ouiL DB Samt Pbdro t Disoo SuARBZ quc hizieron la didia discre- 
don.=:RoDRiGO Davila=Migusl San Pedro (i).=Ante my. DiiGO 
Pbrbz Escriuano de Su Magestad. (Con rúbricas.) 

(En el ángulo superior derecho de la última plana Manca): Desc. y 
Pob. 235 3.* 

(I) No está ia firma de Suárei. 



OOTABXDBIAB. KDJLCIÓn VE LáM lOXAB DI TBMAlOALTVPBa. 1160. 1 5 



M. RELAQÓN DE LAS MINAS DE TEMAZCALTEPEC (i). 

Relación hecha en las minas de Temazcaltepeque por mi Gaspar 
DB CoBARRUBiAS, alcalde mayor en ellas y su jnrisdidon, corregidor 
de la proiiin^ia de Tugantla por Su Magestad, conforme a la instra- 
don que se me enbió por el muy Exelente señor Don Martin Enri- 
ques, visorrey e gouemador desta Nueba España^ según que della 
consta, su thenor del qual es este que se sigue; y empe90se a hazer a 
primero del mes de Diziembre del año pasado de quinientos y setenta 
y nuebe años y acabóse en primero de Henero deste año de myl y 
quinientos ochenta: halláronse presentes a la aueriguadon e ynter- 
pretadon della Diego Castañon, beneficiado destas minas, e Mel- 
cmoR Nuilsz DE LA Qbrda, e Frak^iscg GoBfEz natural desta 
tierra (2). 

En las minas de Temazcaltepequi^ ques la cabecera del Alcaldía 
mayor y asiento y poblazon de los vezinos españoles; tiene tres pue- 
blos de yndios en su jurídidon, que son: el vno Tescaltitlan cabecera 
de todos (3) questa a tres leguas de las dichas minas, y los otros dos 

(I) Hecha, desde i.^' de Diciembre de 1579 hasU f.^ de Enero de i$8o, por 
Gaspar de Covarrubias, Alcalde mayor de las mimas dé TetnamcmltipÉC y su ju- 
rísdícdón, y corregidor del partido de Tuxantla en el Obispado dé Mickoacan, La 
jurisdicción de las minas, comprendida en el ArMobispado dé México, extendíase 
á tres pueblos de indios: Téxcaititiam, TémaxcalUpéc y r/xar/fTw. — Manuscrito 
coetáneo y original, en 30 planas, con cinco mapas hechos á pluma é intercalados 
en el texto: cuatro correspondientes á la Alcaldía mayor de las minas dé Ttmuu- 
cmH^éc^ y el quinto al corregimiento de Tuxanüa; conservado todo en el Ar- 
chivo DI Indias, de Séviüa, con la signatura «Patronato Real, estante 2, cajón 4, 
legajo Vmi núm. a, ramo i». 

(a) A continuación está la instrucción para las Relaciones, en $0 capítulos, mas 
no estampada, sino manuscrita. Se omite por haberse publicado ya en las páginas 
1-7 del tomo iv de la Serie. 

(3) En el tomo i de la Serie queda sumariamente descrito este pueblo con el nú- 
mero 673, entre las visitas que se hicieron á mediados del siglo XYl; pero lo han es- 
crito allá TaMcaUitUm^ lo cual es nuevo ejemplo de la promiscuidad entre las vocales 
a y e» tantas veces por mí señalada en otras notas y en mis estudios anteriores acerca 
de la lengua nduatL Ese artículo del tomo i ciu otros dos puebbs de indios como 
dependientes de Texcaltitlan; pero el nombrado arriba Ttxupilco lleva en aquel sitio 
el nombre de TaU*taca (por TlaKMtaca\ no hallándose aquí su equivalente, ni si- 
quiera entre las muchas estancias ó aldeas que adelante se verán enumeradas en la 
respuesta 11.^— £1 encomendero de los tres pueblos en aquel tiempo era Francbco 
di QmkTEZ : adelante se verá (pág. a8) quiénes le precedieron y sucedieron ta la 
tPfoiiiepdyi 



<6 junui.^MDiYA amJLi (mw>9piyíA,Jwg4 

el vno le Uama Temazcáltepequ$ questa a tres leguas y media, y el 
otro Tixupilco qnesta a otras qnatro leguas, como adelante se han 
particular relación e pintura: el corr^imiento dé Tuganüa^ subjeto 
■ esta Alcaldía, cay a catorze leguas destas minas: tratarse a del en 
su lugar (i). 

1. Las dichas minas (U TemoMcaUepeque^ y poblazon de mineros y 
vezinos della3, se llama assi por el pueblo de yndios ques su gircunue- 
gino a tres leguas y media, que se llama TemoMcalte/eque, que quiere 
dedr en lengua de yndios «pueblo de baños», por un rrisco o peñasco 
questa en el mesmo pueblo donde tenian hechos baños, y es nombre 
compuesto de temaxcal que quiere dezir «bafio», y tepetl, .que 
quiere dezir «ferro o peñasco», y el asiento destas mii^s, donde tie- 
nen sus casas y biben los vezinos españoles, ^ta en vn ualle que l^ 
yndios llamauan Cacalostoc^ qüen su lengua quiere dezir «^eba.jje 
cuerbos» por que solía auer antiguamente cantidad dellos y ,al {pé- 
sente, por la comunicación y bibienda de los españoles, ay pooos. 

2. Gien estas minas en lAprauiufia que dizen se Uamaua antigua- 
mente MatalfiugOy la qual se conquisto luego que se gano México: 
uino a la conquista della, a lo que se a podido saber, el capitán /Vm- 
DRxs DE Tapia, por mandado de Don Hernando Cortes Marques 
del VaUe (2). 

3. El temple y calidad destas minas es algo mas caliente que frió, 
de buen temple, es humydo y calido, tierra sana, tiene tres o qnatro 
rios; Uuebe desde Abril hasta Otubre continuamente todos los dias, 
con grandes turbiadas y algunos truenos y relámpagos, sueleo caer 
algunos rayos en los montes; corren de ordinario vientos pooienfees 
de día, y a his noches levantes: son templados. 

(i) La relación de Tmsantla está separada en el manuscrito, y no se hiio por al 
Alcalde m%yoT Covar subías; así es que la he desglosado para publicarla entre ha 
relaciones del Oíü^ado antiguo dé MicAoúcdm, que adelante han de figurar aa asta 
mismo tomo. 

(s) Bbrnal Díaz, en su «Conquista de Nueva Espafia» (cap. CLV), habU brev^ 
mente de una expedición que, de orden de Cortés y en tiempo del sitio de üfínc^t 
hizo Andrés de Taha con 20 jinetes y 100 peones, en auxilio de tres pueblosali». 
dos de los españoles y amagados por los matlatMÍnc0s^ mas no da los nombres de aqaa> 
líos tres pueblos, aunque Gomara, en su «ConquisUde México» (ed. Barda, oqil- 
tnlo CXZZIX), dice que la correría deTAPU se hizo para socorrer á los de Cmwmkwémmt 
eontra los de MaÜmalco, y dio como resultado la ocupación del último pueblo; paro 
la expedición de que habla el texto de arriba se dice que fué posterior á la tqpaada 
iiixUü^ y da ella no tengo noticia por ahora. 



DE KfexiCO. COVAlinCtlAS. ftELACZC^N DE LAS NTKAS DI TENAZCALTCTSC. ISIO. 17 

4. Están situados los asientos y biuícnda de los mineros en vn va- 
lle rrodcado y gcrcado de muchos gerros montuosos: pasan por el 
tres fríos con abundancia de agua, que todo el año la üeuan, y sin los 
fríos ay algunas fuentes; es fértil y abundoso de pastos y no se dan 
frutos por que se ocupan en el ministerio y beneíigio de la plata y los 
trayn de acarreto de los pueblos comarcanos. 

$. En este valle de las minas no auia poblados ningunos yndios, 
por que a los que al presente ay fueron traydos por los mismos mine- 
«^ s españoles quen ellas poblaron, y estos que al presente ay son ad- 
uenedizos de muchas partes, que uienen a trauajar en las dichas mN 
ñas: ay en los tres pueblos comarcanos, según esta dicho, cantidad 
de yndios de diferentes lenguas y casi en todos general la mexicana^ 
aunque su natural es matalfinga; los mexicanos son de buen enten- 
dimiento y los demás son de naturaleza y entendimiento rudo: el orí- 
gen que tubo este descubrimiento y poblazon de minas fue quel año 
de quinientos y ^inquenta y ginco (i) vn yndio llamado Adriano, na- 
tural del pueblo de Tescaltitlan^ teniendo noticia de c|ue auia un albar- 
rada que tenia cantidad de metales de plata y oro, truxo a ella ^inco 
españoles que se llamauan Diego Martin Quadrado, Aluako Gon- 
CALBS, Francisco Gómez Bernal y Lorenzo Yaííes y Francisco hi^ 
Vargas, los quales uinieron a la parte quel dicho yndio les dixo e 
aliaron vnas betas con muestras de plata, y entonces no ubo otro 
efeto ni se poblaron hasta el año siguiente de quinientos y cinquenta 
y seys que uoluieron otros dos españoles que se llamauan Joan Go- 
MBZ DB Salazar y el Francisco Gómez Bernal, y continuaron en 
labrar las dichas betas de que sacaron plata y oro en los ensayes que 
de ellos hizieron, y a noticia dello acudió gente de mineros españoles 
y empegaron a poblar en la dicha albarrada, que se llama assi por 
que ua sobre la haz de la tierra gran cantidad de pcñolería en anchura 
de mas de treynta bragas de guija blanca, que toda es ametalada y 
tiene plata y oro, sino que por su mucha dureza se dejo de beneñgiar 
y labrar, y corre esta albarrada mas de duzientas bragas a lo largo, a 
lo que se parcge sobre la has de la tierra, y por ser como esta dicho 

(i) Kl artículo dedioulo á TexcñUittam en el núm. 675 del tomo i de la Serie 
no dice piUbra de las mina« ni de haber señales de ellas en aquella comarca, lo cuat 
prueba con evidencia que se hicieroa antes del afto 1555' lai visius compiladas ca 
aquel tomo. 

Vil 2 



i8 



PAMUIft M »üf TA UTAlU (OgOOMArU, l«a 



tan rrezia y dura de labrar la despoblaron ios es[>aftole9 qiien ella 
auían poblado y se bajaron en este asiento de CácaioMiac y Reml que 
agora se llama de los rrios^ que sera obra de ma legua de k dHdia 
albarrada hazla la parte de leuance, por que ae detcabrieroii metales 
mas blandos y de mejor beneficio en cantidad, y por la commodidad 
de los rríos, donde se an hecho y ay mas de veynte y cineo yogeniot 
con que se muelen los metales. 

6. El altura eleuagion del polo en que esta este poeblot segun se 
entiende, es en ueynte grados poco mas o menos. 

7* Distan estas minas de la pudad de México^ donde reside el muy 
Exelente uisorrby y Real Audiencia, a diez y ocho leguas a la parte 
del poniente de la dicha ^dad. 

8. Assi mismo dista este pueblo y minas de la niiía dé Tobum. 
pueblo despaftoles con quien parte términos, a nueve leguas hará le 
parte del septentrión, y por la de mediodía están las mimas ié psAr- 
peqns, poblazon despaftoics a ^inco leguas: son antes grandes que 
pcqaeüas por e! áspero camino de muchas questas y bneltas que 
tienen los perros, y las de Tolmca no se sienten tanto porque no es 
tan áspera la tierra, que la mas es llana. 

9« El nombre deste pueblo y poblazon de minas se dixo en la prl» 
mera pregunta, y la denominación del, y los uezinos con que al prin- 
gipio se pobló, y los que agora tiene son ^inquenta y ^ete: los treynta 
y quatro mineros y los veynte y tres veainos. 

lo. Esta asentado el pueblo y tra^a de minas según queda dicho, 
y la pintura y modelo es de la forma siguiente (i): 

(Aqoi el primer map«.) 

I f / La distancia que ay del pueblo de yndios que se llama TescmU 
titlam^ como esta dicho, ques la cabecera destos pueblos, a las minas 
donde asisten el Alcalde mayor y los demás vezinos espaAoles, es 
a tres leguas: tienen por sus subjetos este dicho pueblo siete pueblos 
que se llaman el vno Clntepeqm: y el otro Ogelot:peqni y otro tcxna» 

(t) Ea la obra ya cíuda del Sr. Torres Lanzas sobre mapas de AVt/mi E^pmñ^ 
(tomo I, pif^inas 2S-9); le dan las dimensiones de los cuatro enumerados en el 
texto de arriba: ( Primer mapa.) Del asiento de mimas éU Cacatosioe ó Rémi d€ ht RAt^ 
A'> '/s X 25 centímetros. «-(Sef^undo mapa.) Del pueblo de indios de Téxemttittmm, 
cabecera donde reside el Alcilde mayor de TemascmUepequt^ 39 x 24 centímetros.— 
(Tercer mapa.) De Tixmpdc* y sus sujetos, 38 X 22 '/s centímetros.— (Cuarto mapa.) 
Di Ttmatcñtte^eqmt y puebloi qae le est4n sujetos, }j X 2J centtmeuos 



PAPELES DR 



L'.* SH.KIh. TOMO Vil. TAGINA is 




1 



PAPELES DETALTÉPeC, ARZOBISPADO DE MÉXICO. AÑO 1560 




"N 



DB «¿XICO. COTAUltTBlAS. ItCLACIdM 1>S LAS VINAS »fi TCVAZCALTCrF.C .IMO. 19 

r»<l) y Otro Qmantcpeqtu y otfo OzioUücfúc y otro Tlapcilapan y 
otro JUafimamatoja^ cayt pintora y traga es esta. 

La otra cabecera es Ttxnpilco dista a quatro leguas de las dichas 
minas: tiene diez y odio subjetos (2) que se llaman el uno Tianguiz* 
Uf9qni y otro Qm^atís^ y otro QuiMca^ingo y otro Tepixiguúja y 
iOtro Agnattan y otro CuMca^Hotenango^ y otro Iztololoatl^ otro 
Cmtcaatía^ y otro AcaméckitUm^ otro Téxapa^ otro Tlapi^alupequt, 
otro Ttalpi^a/a^ otro QmsmxáKM^ otro Qnítutcpeque^ otro IztaUícoj^a, 
otro TtpuMiepeqiu y otro TtpttUlaUicpa^ otro Almolq/a^ otro ¿Vf^-^ A 
#j|!9r» qiies el pueblo doade están fundadas las minas, sigun parcge 
desta pintura. 

(Aquí el lerco- mapa.; 

Tiene TemMcalUpcfui (3 ^ la otra cabecera, vcynte y seis subjetos 
^oe se llaman el uno Ma^aupeque^ otro Pipioltepeqne^ otro Izcapa^ 
otro ü/^/Afi otro Gi/Ai, otro ÁmamalcQ^ otro Atizcapan^ otro Or<?/tf - 
ekiUpeqme^ otro AtetUpac^ otro Jmmilupequi ^ otro Epttxtepeque^ 
otro QMúuUpiqme y otro' CamcoxUpiqm y otro Ofeloapa^ otro (7tf<r47- 
^ornUpequi^ otro iztctpatitUm y otro Tenayacaque^ y otro Tezcapan 
y otro TeguaztepeqHe^ otro Ttqmpimtla^ otro Cúpnlcc^ otro Ckiapa^ 
otro TiHomiúngo^ otro Te/xUpeqme^ otro Acatitlan^ otro Iztapa (4); 
aisla d dicho pueblo de Timazcalupeque deste de las minas a tres 
legnas y media sigun la pintura siguiente: 

(Aquf el cuarto mapa.) 

(O Ati cttá, quizá por hkmacén^ 6 mejor tal tet ÍMkmécmn, Arriba omitieron otra 
catauda llamada Tymixfn^H^ nombre atí escrito en otro papel coetáneo, y que 
tari ta| vea la que llaman hoy Ttquixqmiápmm. 

(l) Dedara iS, pero pone l^ y con uno más, Ittá^mm^ citado en la respuesta 3a\ 
•e OMBpleta el número de so sujetos. Varios de lot nombres, ó están mal escritos, ó 
kaa cambtado con el tiempo, como QmemtU^ que hoy pronuncian Cutntié; QmattMara, 
que pudiera ser Cnéuxa/ácam, y al^n otro que no me aventuro á resublecer. De 
CkMtMfWsUwémgü^ cuyo nombre correcto es (Uscácmátikitmimcüt adeUnte se tratar I 
ca nota especial 

(5) Este pueblo figura en el núm. 673 del tomo I de la Serie, como dependiente de* 
FtMcmitíiimm^ y está eKrilo allá Tamaicélteptfme^ á causa de la prnmtscuidad ya teAa« 
tada entre las vocales • y a en la lengua mexi<M€. 

(4) Lot nombres de varias estancias esttn escritos defectuosamente: /rr«/d su« 
ponfo será hJka^; AtiscA/^m debe ser Aietcápan^ por promiscuidad de la e y de 
la l| C0me0»tf^mt podrá ser (^omfczf/^€^ y mejor aón Ttomcpzté^c: (^tuatcntff'iqMe 
Cal vex tea Zac^f^mt/pec 6 Zacatxonté^H; Tenayaemqut lo he visto escrito Tenanyái tu 
ea otro papal de la época; Tequi^iníU es TiepintUt; TfguazUf^fqm, hoy Trqttmztépec^ 
y con mát propiedad Tiquic^té^sc. 



1 2 TescaltítliiH^ que es la cabecera, dista dcstas minas como queda 
dicho a tres Icjjiias a la parle del poniente, y de las miit.is de (^nlU* 
f*ec, pueblo ilcspaftoles y juvisdicion por si, a dos leguas haiia la 
parte de mediodía, y los caminos, según queda dicho, e las leguas, 
comunes 

13. VA dicho pueblo de Tescaltiihxn quiere dczir en nuestra lengua 
«lugar de peñascos», y es nombre conpuesto de texcali qae quiere 
dczir peñascos, y cali que quiere dezir «caserías»; llamase la lengua 
print^ipal que hablan los naturales, matalfinga, aunque corre la Mr/jri- 
cafia: y Texupilco ques la otra cabecera quiere dezir en nuestra len- 
gua «piedra grande» porque tiene vna muy gran piedra ^erca del 
dicho pueblo, en vn gerro.alto: hablan la m^ma lengua matalcinga^ 
corre la mexicana' y Temazcaluptqui quiere dezir «lugar de baños» 
por el peñasco que tiene, como ya se a dicho atrás: hablan lengua 
macagua y matalfinga y la general mexicana, 

14. Eran en tiempo de su gentilidad subjetos a vn señor de México 
que áe llamaua Axavaca^in, al que sucedió Monte^uma, que fue a 
quien el Marques del Valle hallo por señor de México quando 
vino (i); tenia sobre ellos seftorio de dalle de quinze hasta ueynte 
yndios todas las vezes quen algún rrequentro y pelea, era nes^esarío: 
tenian estos yndios con los tarascos de Meckoacan^ que hera frontera 
de aquesta prouincia, guerra, y los que cautibavan se los lleuaoatt 
para sacrificar y sentirse dellos en otras cosas como esclavos; tríba- 
tauanle cada ues que se lo pedían dos y tres cargas de mantas de 
nequen, que se haze de un árbol que se llama maguei, y daoaa 
ongos con que senborrachan y ocote, ques tea para alumbrase, y 
tinta hecha del zumo del ocote que sé llama en so lengua ocotllll: 
adoraoan a vnos ydolos hechos de [fiedra y palo, de hechura de 

(I) AxayAcatl, sci^An el CMIee que han Mimado ■••¿•el»* (Orig., fo- 
lios 10, lo^to.; KiNGsn., Ilmioas 9, loX conquistó U región tmmtUtMtitem; pero tatr« 
los pueblos alU lisiados no figuran Tfxcáiittiam^ Tem^scaUiptt ni TtxupiUct «unquc 
se registra el nombre de CotcaquauhUnancú^ citado atrás como estancia de la última 
cabecera ( pág 19 ). entre las conquistas que hiio más tarde AoiZOTL, bennaoo de 
AxayACaTl. enumeradas en el mismo C4iile« (Orig., foL 13, KlNCSB^Iám. II). 
Si se trata del dicho pueblo, y no de un homónimo liiuadoen oira región, la coa* 
qui»ta*de Cv:cat.ujMé//itaH£!? pudo ser sincrónica, poco más ó menos, de las de TfU» 
ioJfiitM, OMtJman y AUuniian, hechas poi el mismo AviTZOTL en una comarca 
\ecina. como se puede ver en la «Historia • del P DUKAN (t. I, cap. XLIV) y ea la 
«f.roni/a» de TCZOZÓMOC (capítulos LXZl-LXIJJ). 



DK MiZTCO. COVACr.UBIAS. KZXACltfM DK LAS KIMAS DB TFVA2CALTBPSC. 1S80. t.í 

hombres sentados ea sus hicpales, que son vnos «asientos vajos coa. 
sus espaldarest: llamauase por nombre propio el.ydolo Quequbx (1%, 
que no se pudo entender su ynterpretagion mas de ser nombre pro-- 
pk>; tenían por sus ritos y ceremonias picarse las orejas y sacarse 
sangre ddlas, y de la lengua y narixes, en presencia del mesmo ydoto» 
y rrecogtanla en vnos vasillos de barro y poniansela delante y^deja* 
uanla alli: saumauanlo con ocp9ote y cópale que son yngiengos y 
resinas de arboles de la tierra: tenian por costumbre ocuparse en las 
guerras que tenían con sus fronteras y en enborracharse con vn bino 
que llaman pulque de mal olor y sabor, que tienen y lo hazen con 
vna rrayz fuerte, y bebian hasta enborradiarse para bir a la guerra» 
sin temor y con mucho animo. 

15. Gouemauanse en su gentilidad por yndios gouemadores que 
los nombraua MoNTEguMA dentre ellos propios, el qual les ham que 
se ocupasen en las guerras y dé rrecojer el tributo questauan obliga 
dos a dar a Mohte^uma, y en castigar los delitos, porque a los adul« 
teros dizen que con piedras les dauan en la cabe^ hasta matarlos o 
los despeñauan, y a los ladrones y omicidas les dauan la propia 
muerte: en sus guerras pcleauan con vnas espadas de palo con ñaua» 
jas de piedra encajadas, que hazian ñlo, y con vnas rrodelas de cañaa 
mágicas, y con hondas y con dardos con puntas de nauajas, y otros 
con harcos y ñechas; ucstianse de vnas mantas de neqnen pintadas^ 
y otros en cueros con va patlete, y agora se bisten con camisas y 
\faragüeles y mantas de algodón, y algunos dellos calcados y con'son«^ 
breros; comian rrayzes que se llaman clmates que no se pueden 
tragar: chupauanlas; y otras yernas y ongos de arboles y de las fru<» 
tas que tenian en su tierra, y algún mayz y calabacas y frisóles, y los 
PRiNgiPALBS comian algunas gallinas de la tierra, y la gente común 
comian perrillos y bcnados y conejos que cacauan; y agora comen de 
todo lo que crian sin esecion de personas: vibian sanos, dizen que 

(1) QuÉQUEX, en mi opinión, es nombre apocopado de ^e^aexq«lc, cuya li^- 
BÍ6cadóD genénca es «lo que da comexón», y que se aplica específicamente á plan* 
ImtcoD raices de sabor picante ó quemante, dos de las cuales, descritas por Her- 
MAMDIZ es tu obra sobre «Plantas de Nueva EspaAa» (ed. matr., II-34(>, 547)|. 
«aplcibanse por los indios como alimento, ^n la respuesta que si^e se veri que los 
oatnnüef del partido de TtmaMcaUipec «^comian rrayzes que se llaman cImaícs 
(del mtxtcano cíaiaU) que no se pueden tragar»; así es que para mi el nombre de 
fQ oumen era el de alguna raíz comestible usada por ellos, ja sea que íiaya salida 
«1 aoail>re del dios del de la raíz ó viceversa. 



2t PAKLBS DI VÜITA ItPAtA {OaOOBAttA, RÜ.) mOCatm 

los mas morían de viejos, no usanan medicinas ni engrías ni otros 
remedios, y agora dizen tienen algunas enfermedades y osan de me* 
di9inas, purgas y sangrías, dizen ellos mesmos entender ser ansí la 
voluntad de Dios: lo mesmo tenian y tienen los de Tixupilco y 7#- 
mazcalupeque^ que todos eran de vna jurisdicion y cabegera. 

1 6. Esta asentado el pueblo de Tixcaltittan en vn ualle, tíenra 
descubierta y llana, llamase este valle en su lengua Tefontepequi^ 
que signiñca «piedra sacada de gerro» (i), por vn gerro questa en la 
ladera de que se saca; y el pueblo de Texupitco esta en vn valle que 
se llama Iztlauac^ ques lo propio quen nuestra lengua «llano»; es 
tierra llana y esconbrada; Temazcaltepeque tiene su asiento y poblav 
zon en vn ualU de mucha llanura, fundado en vnos malpaygares, que 
se llaman Izquiupequey que se ynterpreta «mayz tostado». 

17. £1 pueblo de Texcaltitlan es tierra sana, por ser tierra fría y 
de buenos ayres, uiben sanos en ella los naturales si no fue el afio 
pasado de setenta y siete que les dio vna enfermedad que llaman 
cocoliste j que fue general en toda la tierra; cocoliste quiere de- 
zir « pestilencia»; no tenian rremedio de cura para el y assi muríeron 
la mitad de todos estos tres pueblos; Texupitco es de temple caliente 
y sano* suele tener entre si enfermedades de bubas y algunas calen* 
turas: curanse con sudores que se dan en sus temascales, que son 
uaños, y agora se acostumbran a sangrar, quando tienen calenturas, 
4X)n vnas nauajas de pedernal a manera de langeta en los bracos y 
eienes: Temazcaltepique es tierra templada y de buenos ayres, ni fría 
ni caliente: binen sanos los yndios. 

18. Esta una Qierra nebada^ que todo el año tiene niebe, a quatro 
leguas y media del pueblo de Texcaltitlan a la parte del septentríoUi 
quen su lengua se dizen Chicnaguitecatl que quiere dezir «nuebo 
perros» por que los tiene a la rredonda de si (2): dizen tiene en lo 
alto un güeco grande, de ancho mas de vn quarto de legua, en el 

(1) No es ésU la lignificición exacta del vocablo, que, correcumente, debe que* 
dar escríto Tefont^fc ó Tixentipee^ y al pie de la letra quiere decir «lugar en liem 
de piedra porosa liviana», pues viene d^ t«^Bttl, que hoy escriben iet^atll , sif^ 
niñeando, según Molina, «piedra tosca llena de agujericos y liuiana». Debt 
desecharse la escritura lelE«Blll« usada por algunos, que tiene otra etimología. 

(2) Escríto conectamente será CAicnatUtécatl^ y mejor aún Ckiatnauüécail^ nona* 
bre que se ha corrompido tanto con el tiempo, que actualmente lo escriben y pro* 
jiuncian XmamUcai/, dando de él, por consiguiente, muy diveru etimología. 



ooruaaniA». WKLACtím oi la* muías di TtMAZCALTircc. isno. 23 

qoal ay dos lagunas de agoa: la vna moy clara y la oira de color oe» 
fro, donde en an gentilidad se dize hazian sacnfi<;ios: TexupUco no 
nene cosa memorable que dezir. en el pueblo de Temazcaltepeque, 
foa legua del hazia la |;>a]te de mediodía, tiene vn {crm <le piedra 
que se llama TemimillUilan^ y es tan alto que no se a podido subir a 
la cumbre del* 

19. Pasa por el pueblo y ualle de Tescaititlan vn rrio pequeño de 
«goa que su nas^imiento procede de la gierra nenada que aueroos di- 
chO| y por aer su corriente por parte honda no se puede regar con 
el, y assi no tienen sementeras de rriego: Tcxupilco tiene en todos 
ms subjetos muchos rríos pequeños, y entre ellos vno mayor que se 
llama Gn^aUngo que quiere dezir « rio grande » por que se |untan 
en el tres o quatro rrios; Ueua pescados que llaman bagres, aunque 
pequeños, y truchas y mojarras: esta este rrio quatro leguas de Te* 
xupiko hazia el poniente, tiene muchas tierras baldías de las qual'es 
a^^nnas se a hecho merced de caballerías de tierra y estancas, y otras 
que sienbran los naturales de rrí^o: por Temazcaltepeque pasan dos 
crios, todo el año con agua: avajo del se juntan otros; llenan algunos 
pescados; rrieganse algunas tierras con ellos y assi la tierra es fértil. 

M. De los lagos y- lagunas esta dicho lo que en estos tres pueblos 
ay, y demás de lo dicho ay en Tescaliitlan vn gerro alto, obra de una 
l^ua del pueblo hada el medio día, en el qual ay vna boca grande 
oomo qüeba, que se llama en su lengua Ecatlycamac^ que quiere dezir 
«boca de uiento», de la qual sale tan gran (ber^ de ayre que si quie- 
ren hechar a^tma cosa dentro, aunque sea de peso, la toma a hechar 
fuera con gran uiolengia: Temazcattepequt tiene vna laguna ^rca del 
Besmo pueblo, a vna legua; no corre el agua y esta honda; ay vna 
fuente en el mesmo pueblo que sale un caño de agua de color de ja - 
bonaduras, ques de jabonaduras, ques bueno para el mal de piedra, 
y dizen se a espirmentado. 

21. Ya se an dicho las cosas memorables que ay en la comarca 
destos tres pueblos. 

22. Los arboles que tiene Tescaititlan en sus montes son enzinas, 
que algunas dan bellotas que las comen los naturales, y moliéndolas 
hazen dellas tamales ques gierto genero de pan entre ellos; ay man- 
Canillos de la tierra que llenan cantidad dellas, y otros arboles: nas^e 
en estoa montes vna yema que llaman en su lengua axocotl ques 



M FAFILIS DI KUBTA BVAlA (OBOOBAfÍA^ SIO.! DldOMV 

de muy buen olor y hazeo della sos rramiUetet para oler: Texupiké 
tiene los mesmos arboles y otro de guax, y otros que llaman loan- 
9e8, fruta de la tierra, arboles de cacasochltl (i), que Jes simea 
de flores para oler y hazer súchiles: ay vnas como enzinas que soa 
arboles grandes cuyas cjas son algo anchas, y al prin^pio de tas 
aguas, que son por Mayo, dan de si vn olor admirable de almisque , 
y coxiendolas y poniéndolas en el seno conséruan aquel olor algunos 
dias: ay otros arboles que llaman tlaquilolqnasuitl» ques vn palo 
que haze muchas colores y rezio para hazer sillas galanas; dase 
cacao en algunas huertas que tienen. 

23. Tiene TexcadUtlan^ y su pueblo y subjetos, muchos duraana- 
les y capulleSy que son perezas de la tierra: Ttxupiko tiene frutales 
de la tierra: plátanos, guayabos, camotes; narangas, limones, ^dras 
de Castilla: no ay otras frutas; Temazcaltepeque tiene granados, du* 
rasnos, peras, narangas, higos, morales, y toda fruta de Castilla se 
da bien por el buen temple de la tierra: ay aguacates, capuUea. 
man9anillas, 9apote8 e otros frutales de la tierra. 

24. Comian los yodios de Ttxcaltitlam^ y comen oy, vnas yeru^ 
suelas que se llaman zozocoyoles a manera de hazederas de 
Spaüa^ y otras yemas, y frisóles y calabazas y mayz que cojen; y los 
de TixnpilcQ y Temascaltepique comen de las mesmas cosas. 

25. No se da en esta comarca de Tixcaltittan trigo ni ceuada, uino^ 
ni ázeyte: no se a sembrado en Texupilco tanpoco, en los términos 
de Temazcaltepeqne ay algunas labranzas despañoles que se da trigo 
y ceuada. 

26. Tienen los yndios de Tixcaititlan vna yema que se llama aa- 
Chlpatll, quel sumo della beuen y les sime de purgarse quando tie- 
nen calenturas, y otra que llaman iztafiatl (2), ques como enciendas 
de Castilla con que sauman y lauan, por ques yema de buen olor y 
les aprouecha para dolor de cabega; ay otra yema cuya rrayz es a 
manera de nabo^ la qual molida y beuida es contra ponzoña: dase 

(i) Ecte nombre y el anterior eaUn mal eicrttof. Los vegetales arborescentes qa« 
aquí llama •■•■€€•« vulgarmente se nombran aanebcs, y su fruto, en mexUúm^ 
se llama ■aalEla&^eoti, con el cual nombre viene descrita la planta en la obra 
del Dr. Hernández (ed. matr., fi-S07). En cuanto al segundo nombre, ao es «s- 
eat#clilll« sino oae«l«x««lilll, y del vegetal y sus variedades he tratado en nota 
de la pág. 319 del tomo VI, á la cual me refiero. 

(a) Su nombre corvecto es lalá«bl«ll^ como lo he dicho e&4>tim nota del tono vi 
(pág. 32), 4 la cual me remito.